IRON MAIDEN: Bilbao Exhibition Centre (BEC) – 22/07/2023.

El sábado nos esperaba una cita imprescindible con la visita de los británicos Iron Maiden al BEC de Barakaldo. Lejos quedan sus últimas visitas a tierras vascas (2013 y 2014), creando gran expectación en la que iba a ser la tercera fecha de su gira española, tras Barcelona y Murcia, y colgando el cartel de “no hay entradas” desde hace ya varios meses.

Desde la mañana ya se intuía el gran ambiente que nos encontraríamos dentro del recinto, con una marea de camisetas negras por los bares de alrededor. Siendo sábado y no habiendo fecha en Madrid en esta gira, muchos fueron los que eligieron la fecha vizcaína, ante la facilidad de poder desplazarse durante el fin de semana.

En su gira “The Future Past Tour”, la banda ha querido homenajear a su sexto álbum de estudio, Somewhere In Time, publicado en 1986, además de presentar en directo los temas de su último lanzamiento discográfico, Senjutsu, dejando una legión de seguidores, desde los más veteranos hasta los más noveles, deseosos también de poder disfrutar de sus grandes clásicos.

Los encargados de abrir la velada, fueron los también británicos The Raven Age, banda comandada por George Harris, hijo de Steve Harris, que venía presentando su último álbum “Blood Omen” y que a la gran mayoría le sirvió para ir entrando de manera progresiva al recinto, buscar su asiento, o aprovechar la espera para tomarse una cerveza con música de fondo.

Con un BEC lleno hasta la bandera, comenzaba a sonar “Doctor Doctor”, clásico tema de la banda de hard rock, UFO, con la que Iron Maiden acostumbra a calentar su concierto, seguida en esta ocasión de un pequeño extracto de la canción “End Titles“ de Vangelis, muy conocida por aparecer en la película Blade Runner y que, sin duda, ayudó a subir considerablemente las revoluciones de los presentes.

Ya con el quinteto británico sobre las tablas y con un público más que entregado desde el minuto uno, “Caught Somewhere In Time” fue la primera en caer. Si bien es cierto que nos encontrábamos ante un Bruce Dickinson más estático de lo normal, el vocalista de Maiden no tardó en volver a ser el que todos conocemos, moviéndose a sus anchas a lo largo y ancho del enorme escenario con “Stranger In A Strange Land”, canción que supuso la primera aparición de la noche de Eddie.

Con las pulsaciones a mil y sin bajar un ápice el ritmo, le llegaba el turno a “The Writing on The Wall” y “Days Of Future Past”, dos de los temas de su último álbum, Senjutsu, con los que pudimos comprobar, no solo el excelente estado de forma en el que se encuentra Dickinson, sino la voz impecable con la que nos deleitó. A sus lados Adrian Smith y Dave Murray, llevando el peso de las guitarras, con algunos momentos de lucimiento personal en sus solos, muy bien escoltados por los incansables Steve Harris y Janick Gers, que resultan todo un espectáculo verlos en acción durante cualquier momento de la actuación.

Tras otra pincelada de Senjutsu con “The Time Machine”, llegaba “The Prisoner”, canción incluida en The Number Of The Beast, que llevó al éxtasis al público, subiendo considerablemente los decibelios al corear su estribillo. Tras un pequeño respiro con “Death Of The Celts”, que Bruce aprovechó para descansar su voz, los asistentes pudimos disfrutar de los magníficos solos de guitarra. La locura se volvió a apoderar del BEC con “Can I Play With Madness” uno de los grandes sencillos de Seventh Son Of A Seventh Son (1988), que sonó como un tiro y con el que fue imposible no ponerse a cantar su estribillo. Y esto no fue diferente al tocar “Heaven Can Wait”, con un Dickinson buscando la colaboración del público en su estribillo y, por supuesto, correspondido por las miles de gargantas que lo corearon.

El combo británico se caracteriza por unos directos muy visuales y en esta ocasión pudimos ver a Bruce en un duelo a disparos con el Eddie de Somewhere In Time, ganando este último la batalla y haciendo explotar el cañón con el que estaba disparando su contrincante.

Llegaba otro de los momentos especiales de la noche con “Alexander The Great”, incluida por primera vez en sus directos, dejando más que satisfechos a los que abarrotaban el BEC y con la sensación de que había merecido la pena esperar treinta y siete años para verla en directo.

Se nos estaba pasando realmente rápido su actuación y casi sin darnos cuenta estábamos llegando a la recta final. La locura se apoderaba del pabellón nuevamente ante los primeros acordes de “Fear Of The Dark”, canción homónima de su álbum publicado en 1992, que enlazaron con “Iron Maiden”, único guiño en la noche a la primera época de la banda e imprescindible en sus directos, con un Eddie gigante acaparando toda la parte trasera del escenario.

Tras un pequeño descanso llegaba la traca final con los bises. La primera fue la extensa “Hell On Earth”, utilizando cada una de sus partes como lucimiento personal de los miembros de la banda. Volvió la locura con la coreadísima “The Trooper”, poniendo la guinda a su impecable directo de casi dos horas con “Wasted Years”.

Nos vamos con la sensación de haber visto una banda completamente en forma y dejando más que satisfechas a las quince mil personas que acudieron al BEC.

Como es normal, se dirá que ha faltado esta canción o la otra, pero lo cierto es que siempre nos vamos con una sonrisa de oreja a oreja después de ver a Iron Maiden. Esperemos que no pase tanto tiempo para la próxima visita de La Dama De Hierro a tierras vascas.


Setlist

  1. Caught Somewhere in Time
  2. Stranger in a Strange Land
  3. The Writing on the Wall
  4. Days of Future Past
  5. The Time Machine
  6. The Prisoner
  7. Death of the Celts
  8. Can I Play With Madness
  9. Heaven Can Wait
  10. Alexander the Great
  11. Fear of the Dark
  12. Iron Maiden
  13. Hell on Earth
  14. The Trooper
  15. Wasted Years

Promotora: Madness Live.

Texto y fotos: Lakatus ML.

Comparte esto: