BULLET FOR MY VALENTINE + ALIEN WEAPONRY: sala Santana (Bilbao) – 28/06/2022.

Previo paso por el Resurrection Fest, se daban cita en Bilbao, Bullet For My Valentine y Alien Weaponry, en un cartel completado por Spiritbox, que finalmente se caían tras anunciar que cancelaban toda su gira.

Nada más llegar a la sala Santana, nos encontramos una gran cola esperando su apertura, dejando entrever que sería una de esas grandes noches de conciertos en la sala bilbaína.

A la hora prevista hacían acto de presencia sobre el escenario la banda de Nueva Zelanda, Alien Weaponry, que como nos recordaron durante su directo, era su primera vez en Bilbao.

Esta banda natural de Waipu, cuenta con dos discos de estudio, en el que mezclan elementos de Thrash y Groove Metal, con letras en maorí, la lengua indígena nativa.

Arrancaron con “Hatupatu”, sirviendo como carta de presentación de su último lanzamiento “Tangaroa”, publicado en noviembre del pasado año. “Holding My Breath”. “Tangaroa” y “Buried Underground” fueron las siguientes en sonar, alcanzando el ecuador de su directo, y durante las cuales nos quedaba más que claro que el público asistente venía a darlo todo y así lo evidenciaban los primeros mosh pits de la noche.

Con “Ahi Kā” y “Rū Ana Te Whenua” encaraban la recta final de su directo, para cerrarlo con la potente “Kai Tangata”.

Tras los cambios pertinentes, y con una gran expectación por los presentes, salían a escena los galeses Bullet For My Valentine, quienes se presentaban en Bilbao con un disco debajo del brazo, publicado en noviembre de 2021.

Con un setlist preparado para los festivales, vinieron con todo su arsenal de temazos, dando comienzo a su descarga con “Your Betrayal”. Les siguieron “Waking The Demon”, “Piece Of Me” y “Knives”, tres trallazos con los que dejarte llevar y dejarte el cuello en cada riff.  Acompañados de una gran puesta en escena y con un público completamente entregado, estábamos disfrutando de un directazo por parte de los británicos.

Casi sin tiempo para recuperar un poco de aliento, caían “The Last Fight”, la coreadísima “You Want a Battle?”, “All These Things I Hate” y “Rainbow Veins”, poniendo patas arriba la sala Santana.

Tras “4 Words (To Choke Upon)” y “Over It”, y casi sin enterarnos de lo rápido que se nos había pasado, encaraban la recta final con “Shatter” y “Tears Don’t Fall”, poniendo la guinda con “Scream Aim Fire”, en la cual un asistente del público tuvo la oportunidad de subirse al escenario y tocar la guitarra prestada por el propio Matthew Tuck.

Grandísima velada la vivida en la sala Santana como anticipo a su paso por el Resurrection Fest, en la que dos bandas con dos propuestas muy diferentes dejaron más que satisfechos a los presentes. Si hay que ponerle un pero a la tarde noche, es que las bandas contaron con setlist diseñado para festivales, reduciendo considerablemente su tiempo sobre el escenario.


Texto y fotos: Lakatus

Comparte esto: