55 edición de la Durangoko Azoka

Llegaba la 55 edición de la Azoka de Durango, y en un año tan atípico como este, se conseguían programar nada menos que 100 actos culturales en el mismo Durango, así como conciertos en 8 localidades diferentes de todo el País Vasco, bajo la iniciativa “Su non, han DA!”. De forma simbólica, Landako Gunea, lugar donde se ha venido desarrollando la feria en sus últimas ediciones, se ha utilizado como almacén para albergar el gran número de ejemplares (entre ellos, unas 2300 novedades) que esperaban ser adquiridos de manera online por los usuarios.

 

Se daba el pistoletazo de salida el viernes 4 de diciembre, con la inauguración de la misma, donde Gerediaga, ayuntamiento y diputación han dado su rueda de prensa, informándonos un poco de cómo se iba a llevar a cabo y gestionar, una azoka tan diferente como la de 2020. Contaron con la presencia del periodista Xabier Madariaga haciendo de presentador,  y con la actuaciones del colectivo de danza Bagara, el escritor Kirmen Uribe y el cantante Eñaut Elorrieta.

A modo informativo, tras unos primeros instantes con algún problema en la web de compras, llegaba el aluvión de compras al multiusos de Durango, haciendo trabajar de lo lindo a los voluntarios de la Azoka.


Nuestra primera cita como tal, sería ya el sábado 5 de diciembre, donde hemos tratado de acudir y disfrutar de la música en directo procurando acercarnos a nuestros gustos musicales más afines, y sería la banda de Amurrio Izateflatsua, la encargada de abrir nuestras visitas al Plateruena.  Con su tercer disco bajo el brazo “Amorru Bizia” publicado a mediados de junio, dieron buena cuenta del potente directo con el que cuentan. Media hora donde disfrutamos de temas como “Entzun”, “Sustraiak” o “Ikasgai Gogorrak”, y el tiempo se nos fue volando.

Para amenizar la tarde, acudimos a la mesa redonda “¿Por qué es insustituible la cultura en directo?”, donde Miriam Romatet (Programadora cultural de Zumaia), Amancay Gaztañaga (música, actriz y directora de teatro) y Shakti Olaizola, con Ehaze como moderadora, nos dieron su punto de vista, entre otras cosas, sobre eventos tan de moda últimamente como los streaming, la extraña situación que viven al recibir al público con mascarillas, o cómo les afecta y cómo están gestionando estos últimos meses sin apenas poder trabajar.

Para cerrar la jornada del sábado acudimos a la presentación de disco de Bizarro. El quinteto de Oñate llegaba a Durango para presentar su primer trabajo titulado “Deshumanizazioa”. Sin duda una banda que lo deja todo en el escenario y que nos dejó un buen sabor de boca.


Para la jornada del domingo seguiríamos con el mismo patrón, tratando de acudir a presentaciones más rockeras o metaleras.

Desde Bermeo, llegaban al Plateruena Addar, cuarteto que ofrecen diferentes sonidos dentro del rock, y donde presentaban su debut titulado “Sugarra”. Era una de las bandas que no conocíamos, y con canciones como “Ez Da Galdu Ezer” o “Rock City” dejaron más que satisfechos a los allí presentes.

Para última hora, y bajo una lluvia incesante, llegaba el turno de Gatibu. La banda de Alex Sardui es de esas que enganchan a diferente tipo de público y no es casualidad que todas las invitaciones estuvieran agotadas, pues cada vez que han aterrizado por el Plateruena, han colgado el cartel de “no hay entradas”. Otra de las actuaciones que se nos fue volando, Alex te hipnotiza con su voz y sus bailes, y la media hora se quedó muy corta. Llegaban presentando “Musikak Salbatuko Gaitu”, muy en la línea a la que nos tienen acostumbrados los de Guernica.


Para el lunes, nuestra primera parada estaba fijada pasadas las 3 de la tarde. Era el turno de Etorkizun Beltza, que siguen con la presentación de su nuevo álbum “Ekaitzen Osteko Sua”, 8 cortes de puro heavy metal, del que ya pudimos dar cuenta meses atrás en directo.

Disfrutamos de temas como “Mundu Irenslea”, “Oroimenak”, “Ihesian” o la reivindicativa “Altsasukoak Aske” para cerrar su paso por Durango. Otra de las actuaciones que se nos hizo extremadamente fugaz, pero con la que nos fuimos muy satisfechos, el quinteto de Guernica siempre pone toda la carne en el asador y en esta ocasión no iba a ser una excepción.

La siguiente parada era Liher. La banda donostiarra Llegaba al Plateruena para presentar “Hemen Herensugeak Daude”. Su tercer tercer LP está compuesto por 14 canciones, en el que la suma de todas estas piezas nos cuenta una historia de ficción con el amor, la violencia y la soledad de la mujer.

Con las invitaciones agotadas casi desde el primer momento, quedó claro que había ganas de verles  directo, cumpliendo totalmente con las expectativas creadas.


Para cerrar la Durangoko Azoka de 2020, nuestra última visita al Plateruena sería para ver el directo de Kohatu, joven banda de Berriz que, tras cambios en su formación, el pasado mes de enero publicaban su primer disco titulado “Oskolak”.  Disfrutamos de un pequeño repaso del disco con canciones como “Hondamendiaren Emaitza”, “Su Artean Kea”, “Ausarta Ala Eroa” o “Galerak “, para cerrar su actuación con “Hitzen Mendekua”.


Esperamos poder disfrutar de la siguiente edición como veníamos haciéndolo en las últimas ediciones, pudiendo comprar los discos y libros de manera física en la misma feria, y, como no, poder disfrutar de las presentaciones de discos rodeados de amigos compartiendo una cerveza.


Texto: Metal Legion // Fotos: Lakatus