INSOMNIUM + THE BLACK DAHLIA MURDER + STAM1NA.

Tras arrancar en Barcelona, llegaba a Bilbao el tour “Like a Grave”, encabezados por los fineses Insomnium, muy bien escoltados por los norteamericanos The Black Dahlia Murder y por sus compatriotas Stam1na. A pesar de la lluviosa tarde en Bilbao muchos fueron los que se acercaron para ver a Niilo Sevänen y los suyos, que venían a la capital vizcaína a presentar su último trabajo titulado “Heart Like a Grave”.

A eso de las 19:15 aparecían sobre el escenario Stam1na, banda que cuenta con un largo recorrido, ya que cuentan con ocho álbumes de estudio. En el tiempo que dispusieron en el escenario trataron de compaginar temas de su último disco “Taival”, con temas repasando un poco su discografía. La primera canción en sonar fue “Paha arkkitehti”, perteneciente a su primer disco que data del 2005, saliendo con fuerza y tratando de meterse al público en el bolsillo, para seguir con “Pienet vihreät miehet” perteneciente al disco “Elokuutio”, o “Viisi laukausta päähän”.

Su guitarrista / vocalista Antti Hyyrynen trató en todo momento de interactuar con el público, cosa que se agradeció haciendo más ameno su show, y llegando a bromear varias veces con los presentes con cuestiones de idioma. Encararon su recta final con su último disco “Taival”, cerrando su directo con “Solar” y “Enkelinmurskain”. Directo muy correcto el de esta banda finesa, que no se les puede reprochar poner toda la carne en el asador. Una pena que los teloneros siempre dispongan de peor sonido que el resto.

Tras el cambio de escenario, a las 20:05 era el turno de The Black Dahlia Murder, banda que ya vino teloneando a Cannibal Corpse, dato que su cantante, Trevor Strnad, nos recordó. Cuentan con ocho discos a sus espaldas, así que disponen de un gran repertorio, cosa que exprimieron a tope.

Su actuación estuvo centrada en su último disco editado en 2017 “Nigthbringers”, arrancando con “Widowmaker” y “Jars”, aunque también disfrutamos del resto de los trallazos de su discografía, donde en ese arreón inicial con “Contagion” o “Miasma” subieron la temperatura de la sala. A cada canción de “Nigthbringers”, le seguían temazos más clásicos como “What a Horrible Night to Have a Curse” o “Malenchantments of the Necrosphere” hasta llegar a la traca final con “Everything Went Black” y “Deathmask Divine” pertenecientes a “Nocturnal”, uno de sus discos más representativos.

Contundente directo de Trevor y los suyos, donde pudimos apreciar los únicos circle pits de la noche, y donde la mejoría del sonido hizo que fuera todo un directazo.

Llegaba el gran momento de la noche con los cabeza de cartel, unos Insomnium que presentarían algún pero, que mencionaremos, en lo que fue un buen concierto.

Tras una intro arrancarían el concierto con “Valediction”, de su último disco “Heart Like a Grave”, el cual contaría con una amplia presencia en el setlist con seis temas, aunque bien intercalado con repertorio de otros discos. Un buen tema que refleja la intención de los últimos años de Insomnium de acompañar con mayor frecuencia su propuesta algo doom de melodeath con riffs algo más rápidos en algunas canciones, pero que también haría notar ya en el arranque el primer “pero” del concierto: el sonido. Lo que es un rápido primer riff acompañado de doble bombo que debería sonar avasallador quedaba bastante deslucido debido a un exceso de graves de bajo y bombo y unas guitarras algo “tímidas”. No obstante, las voces no quedaban demasiado ocultas, y los numerosos arreglos que los caracterizan sonaban con claridad suficiente.

Continuarían con “Neverlast”, una de las mejores canciones del “Heart Like A Grave”, para pasar después a la canción “Into the Woods”, un guiño a sus discos más antiguos, “Across the Dark“, en mi opinión uno de sus dos mejores discos y que lamentablemente no contaría con más presencia en el setlist. Instalados momentáneamente en épocas pretéritas, tocarían ahora “Through the Shadows”, de uno de sus discos más clásicos y celebrados, el “One for Sorrow”. Y no, el sonido aún no había mejorado, pero gracias a una interpretación entusiasta y de gran calidad habían logrado que se nos olvidase el “problemilla” del sonido.Volverían a su último álbum con “Pale Morning Star”, uno de sus adelantos y la canción más larga de este disco, además de una de sus piezas más y que ofrece en grandes cantidades una inducción al “trance melancólico” por el que son conocidos.

Tras ella pasarían a “Change of Heart”, de su tercer disco “Above the Weeping World”.Era el turno de “And Bells They Toll”, de los temas más lentos del último disco y con uno de sus mejores estribillos, que sería uno de los momentos álgidos del concierto y que serviría de buen contraste con “Mute Is My Sorrow” debido al notable cambio de ritmo. La siguiente en sonar sería “Ephemeral”, bien del EP homónimo o del álbum “Shadows of the Dying Sun”, una canción correcta, pegadiza, aunque algo plana, si bien siendo de sus temas “rápidos” es un buen complemento para un concierto. Volveríamos a su tercer álbum con “In The Groves Of Death”, tema ejemplo de lo que es el Insomnium más clásico debido a su lentitud y melancolía, y que daría paso al único descanso y bis de la noche.

Tras un pequeño descanso saldrían con “The Primeval Dark” , que sirve de intro para su disco “Shadows Of The Dying Sun” y que fue, una de las canciones que mejor sonaron, siendo seguida de “While We Sleep”, uno de los temas más redondos de su discografía en cuanto a melodía, uso de voces limpias y cierta comercialidad bien entendida.

Tras esto llegaría la imagen LSD del concierto, con los dos guitarristas saliendo con sombreros de cowboy para interpretar una versión acústica de “One for Sorrow”, muy bien recibida tanto por la “puesta en escena” como por ser un momento bastante divertido (ejem, y también de buena música). Se despedirían con “Heart Like a Grave” cerrando así un buen concierto que si bien falló algo por el sonido, no supuso óbice para salir de la sala con la sensación de haber asistido a un buen directo.

Direztazo de los fineses, aunque echamos de menos canciones de discos como “Across the Dark” o “Winter’s Gate”, así como la presencia de Ville Friman como tercer guitarrista.


Setlist Stam1na

  1. Paha arkkitehti
  2. Sudet tulevat
  3. Pienet vihreät miehet
  4. Masiina
  5. Viisi laukausta päähän
  6. Kannoin sinut läpi hiljaisen huoneen
  7. Solar
  8. Enkelinmurskain

Setlist The Black Dahlia Murder

  1. Widowmaker
  2. Jars
  3. Contagion
  4. Miasma
  5. Matriarch
  6. Warborn
  7. What a Horrible Night to Have a Curse
  8. Nightbringers
  9. As Good as Dead
  10. Malenchantments of the Necrosphere
  11. On Stirring Seas of Salted Blood
  12. Kings of the Nightworld
  13. Everything Went Black
  14. Deathmask Divine

Setlist Insomnium

  1. Valediction
  2. Neverlast
  3. Into the Woods
  4. Through the Shadows
  5. Pale Morning Star
  6. Change of Heart
  7. And Bells They Toll
  8. Mute Is My Sorrow
  9. Ephemeral
  10. In the Groves of Death
  11. The Primeval Dark
  12. While We Sleep
  13. One for Sorrow
  14. Heart Like a Grave

Texto: Omar Campagne y Metal Legion.

Fotos: Metal Legion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s