DOWNLOAD MADRID 2019: máscaras y vikingos.

Este año, en la tercera edición del Download Madrid, tuvimos que elegir uno de los días para asistir a la Caja Mágica y, guiados por nuestros gustos personales, nos decantamos por la jornada del sábado, encabezada por Slipknot y Amon Amarth.

Llegamos al recinto de la caja mágica quince minutos antes de la apertura de puertas y, a la hora prevista, los que hacían cola en esos primeros puestos, empezaron a pasar los controles de seguridad. Íbamos con algo de recelo, recordando ediciones anteriores con larguísimas colas para acceder. A esto había que sumarle la fortísima ola de calor que atravesábamos esos días. Afortunadamente, todo fue muchísimo mas fluido y nos llevamos una grata sorpresa al comprobar que en poco tiempo ya estábamos dentro del recinto.

Mientras charlábamos un rato con el compañero de Made in Metal, salieron a escena Walking With Wolves, joven banda madrileña formada en 2016 y que llegaban con “Paralels”, su disco debut editado en 2018. Sin duda fue una papeleta abrir la jornada del sábado bajo un sol abrasador, pero a pesar de todo, congregaron a un número decente de gente en el escenario 4. Su posición en el cartel también condicionó su tiempo en escena, pero hicieron un breve repaso de su álbum, cerrando su actuación con “We Can Break The World”, que según comento su cantante Daniel Culebras, es una de las favoritas de la banda.

Mientras nos dirigimos al Main Stage 2, recargamos agua para afrontar el directo de los austríacos Kontrust a pleno sol. Esta banda de crossover llegada directamente desde Viena, tardó poco tiempo en meterse en el bolsillo a los allí presentes. Ataviados con trajes estilo tirolés sin importarles los más de 40 grados de temperatura, comenzaron con “Adrenalin”, tema perteneciente a su disco “Second Hand Wonderland”, pudimos comprobar que venían a darlo todo en su primera visita a Madrid. La gente no tardo en contagiarse de sus ritmos, dejándose ver los primeros botes en las primeras filas. Sonaron temas  como “Dance”, “Just Propaganda” o “Raise Me Up” para culminar su directazo con “Bomba” coreada al unísono por el público.

Gran directo sobre el escenario 2 del que pudimos disfrutar, con unos integrantes dando lo mejor de ellos mismos, sin parar de moverse a pesar de las altas temperaturas, dejando más que satisfechos a los que ya les conocían con anterioridad y dejando boquiabiertos a aquellos que los acaban de descubrir.

Era el momento de volver al main stage 4 para ver a El Altar del Holocausto. No hacía mucho que los pudimos ver por Bilbao, pero quisimos ver su directo en un gran escenario. Al llegar allí y mientras llenábamos nuestra cerveza, pudimos verlos probando sonido y sin su atuendo habitual. Obviamente no solo el calor era abrasador para el público en general.

Al contrario que en su directo de Bilbao, aquí pudimos verles como cuarteto, estando Reverb Myles a la guitarra. Ataviados con sus túnicas y capuchas blancas, hicieron un repaso a sus primeros discos con temas como “El que Es Bueno Es Libre aun Cuando Sea Esclavo”, sin olvidar que siguen en la presentación de su último álbum “IT”, sonando temas como “I – Because Evident Is God’s Wrath from Heaven Against All…”. Los de Salamanca nos dejaron una gran puesta en escena, en la que la banda no paro de moverse y de animar al público, que les correspondieron con varios mosh pits durante la actuación. Al igual que el resto de los grupos que tuvieron que lidiar con el calor, los de El Altar salieron airosos a ritmo de doom.

Para nosotros era el momento de buscar un poco de sombra, disfrutando de una merecida cerveza, y tras ver un rato las actuaciones desde la lejanía de Red Fang y Rivals Sons, nos fuimos acercando al Main Stage 1, tratando de ocupar una de las primeras filas para Amon Amarth.

A las 21 horas comienza a sonar su típica intro mientras los miembros de la banda van saliendo al escenario, dando paso a “The Pursuit of Vikings”. Los suecos son uno de los platos fuertes de la jornada del sábado y lo palpamos en el ambiente: gente venida de diferentes lugares y con muchas ganas de disfrutar de Amon Amarth. Johan y los suyos nos adentran en su mundo vikingo de dioses y batallas épicas, acompañados de los primeros chorros de fuego, y una decoración del escenario imitando a un casco vikingo con la batería en su parte superior. Le sigue “Deceiver of the Gods”, para dar paso a temas de su anterior álbum “Jomsviking” con los temas “First Kill” y “The Way Of Vikings”, donde podemos ver una recreación de una batalla con espadas en el mismísimo escenario. No hace falta decir que en esas primeras filas, la gente está entregadísima, cantando y botando sin parar cada uno de los temas.

Tras “Asator”, llega el turno de “Crack the Sky” tema de “Berseker”, último álbum de estudio de la banda. No es una banda que se caracterice por su despliegue físico sobre el escenario, pero el buen hacer de Johan, acompañado de fuego, humo y performances sobre el escenario, están haciendo que sea un directo espectacular. Siguen tirando de un setlist clásico, y tras varias canciones llegamos a uno de sus temas más típicos, “Death In Fire”, hasta llegar “Shield Wall” y “Raven’s Flight” de su último trabajo. Afrontamos la recta final de su actuación y lo hacen con tres de sus clasicazos. “Guardians Of Asgaard”, la siempre pegadiza “Raise Your Horns”. Para terminar, “Twilight Of The Thunder God”, canción en la que con un gran martillo de Thor simula un golpe en el suelo que va acompañado de una gran explosión y diferentes chorros de fuego.

Actuación que nos deja con ganas de más y, al mismo tiempo, con la sensación de haber vivido un gran directo.

Tras reponer fuerzas y cenar algo, nos acercamos al Main Stage 1 a escasos minutos de salir a escena Slipknot. Ya desde primeras horas de la tarde comprobamos el alto número de aficionados que venían a ver a los americanos, por el gran número de camisetas y máscaras que pudimos ver.

Una lona gigante con el nombre de la banda tapaba el escenario, y tras el tema de AC/DC “For Those About to Rock (We Salute You)”, se daba paso a su intro (515), enlazándose con “People = Shit”. Espectacular carta de presentación de Corey Taylor y los suyos, que venían dispuestos a reventar el festival. Le sucede “(sic)”, haciendo las delicias del público y atisbando los primeros empujones.  Tras “Get This”, pasando por la expectacular “Unsainted”, llegamos a “Disasterpiece”, temazo de “Iowa”. Ya hemos podido ver los primeros fogonazos, y la puesta en escena es brutal. Cada tema es recibido con júbilo y la verdad es que el setlist elegido es brutal. “Before I Forget”“The Heretic Anthem”, con un Corey diciendo “if you’re five five five then I’m…” para que el público contestara “six six six”, o “Psychosocial” son las siguientes en sonar. Tenemos la piel de gallina.

Sonaron a continuación “The Devil in I”, “Prosthetics”, “Vermilion”, “Custer”, “Sulfur””All Out Life”, uno de sus nuevos temas, hasta llegar a uno de los momentazos de su actuación con “Duality”, en la que cada cada uno de los presentes nos dejamos la voz cantando su estribillo y sin parar de saltar.

Tras un breve descanso, va llegando la hora de cerrar su actuación, siendo “Spit It Out” y “Surfacing” los temas elegidos, acompañando el final con un espectacular mosh pit. Chapó al directazo de los norteamericanos, que se marcaron un show bastante vistoso, con un setlist muy bien elegido, a pesar de echar de menos temas como “Wait And Bleed” o “Left Behind”. Sin duda de diez la actuación de un Corey Taylor que está en plena forma y un Jay Weinberg, dándonos una lección a la batería.

Tras charlar un rato con los amigos de La Zona Eléctrica, vimos comenzar la actuación de Berri Txarrak en el Main Stage 2, con un sonidazo de Gorka y los suyos. Están dentro de su gira de despedida y eso se notaba, pues había una gran expectación por ver a los vascos. Vimos sus tres primeros temas, “Jaio.Musika.Hil”, “Ikasten” y  “Ez dut nahi” y haciendo caso a nuestro colaborador Omar, decidimos irnos al escenario 3 para disfrutar de la actuación de los noruegos Leprous.

Para nosotros eran unos desconocidos, y aunque no era tarea fácil salir al escenario después de Slipknot, y con Berri Txarrak actuando al mismo tiempo, nos sorprendió el gran número de gente que esperaba su salida al escenario, como buenos fans de la banda. Con Einar Solberg a la cabeza, esta banda se mueve en el metal progresivo, y con el buen sonido que les acompaño, se marcaron un auténtico bolazo. Tocaron temas de “Malina”, su último trabajo como “Bonneville” o “Stuck”, pasando por “Angel”, una versión de Massive Attack, hasta sus temas más clásicos como “The Cloak”, “The Price” o “Mirage”, para cerrar con  “From the Flame”.

Directo muy fresco del cual salimos gratamente satisfechos, teniendo en cuenta que no es nuestro estilo musical.

Llegaba la hora de cerrar nuestro sábado en el festival y nos acercamos a ver a James Kent, más conocido como Pertubator. Mezcla de ritmos electrónicos acompañados por una batería, y público con ganas de fiesta que no paraban de moverse, una sensación un tanto extraña tras haber visto en ese escenario a Slipknot. Tras varios temas y con el cansancio acumulado de todo el día era el momento de despedirnos de esta edición del Download Madrid.

A pesar de solo poder asistir en la jornada del sábado, nos vamos, una vez más, con grandes sensaciones del festival madrileño. Hemos podido ver grandes bandas como Slipknot o Amon Amarth, disfrutado con bandas como El Altar del Holocausto, o descubrir a otras como Kontrust o Leprous.

Nos volveremos a ver en la edición del 2020.


Texto: Metal Legion.

Fotos: Oficial Download Madrid y Metal Legion.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s